El controlador es el primer interlocutor del usuario ante dudas o reclamaciones. Del mismo modo son testigos directos del devenir de múltiples acontecimientos que suceden cada día en las calles reguladas.

En la medida de sus posibilidades el controlador atenderá a los usuarios y ciudadanos en distintas situaciones,
así como a sus preguntas.

No obstante, la función principal del controlador/a es controlar el cumplimiento de la Ordenanza Municipal de Circulación de circulación y tráfico de Pozuelo de Alarcón.